¿Conoces la harina de garbanzo?

Hoy te hablaré sobre la harina de garbanzo. Tanto si no sabías que existía la harina de garbanzo como si la tienes en casa pero no sabes qué usos darle, este es tu post. La verdad es que las alternativas a la harina de trigo ya salen hasta de debajo de las piedras, te enseñaré cómo preparar diferentes y deliciosas recetas con ella.

Te sorprenderá lo versátil que es esta harina. Cuando le añades agua se convierte en una masa muy cremosa y hace que se consigan unas texturas muy interesantes y similares a las del huevo. Además, cuando la cocinas al fuego tiene un poder aglutinante bastante alto.

Si es la primera vez que la usas seguramente creas que va a tener un sabor muy fuerte o que la textura va a quedar muy distinta. Es evidente que no es al 100% igual que la harina de trigo pero te aseguro que las diferencias son mínimas. Además, si eres intolerante o alérgico al gluten y buscas opciones «gluten free» o incluso la forma de sustituir el huevo, esta es una muy buena alternativa a la que seguramente te vueltas adicto/a.

Propiedades de la harina de garbanzo

La harina de garbanzo es una opción óptima si necesitas retirar el gluten de tu dieta ya que sustituye a la perfección la harina de trigo. Pero ¿qué beneficios tiene para tu organismo consumir esta harina habitualmente? Pues bien, la harina de garbanzo es muy rica en vitaminas del grupo B, A, E, C y también es rica en omega 6, hierro y fibra.

En definitiva, la harina de garbanzo es buena para quienquiera que la consuma. Eso sí, como ya he dicho anteriormente, si eres intolerante al gluten te aficionarás a esta harina. También es una muy buena opción para personas veganas o que buscan sustituir el huevo por intolerancia, alergia o cualquier otro motivo. Por otro lado, también te interesará utilizar incorporar esta harina a tu dieta si tienes el colesterol alto. Esto se debe a que también ayuda a recudir los niveles altos de grasas en sangre.

Ideas de recetas con harina de garbanzo:

Brownie

Sí, también puedes preparar recetas dulces con la harina de garbanzo y te aviso de antemano que no vas a poder parar de preparar esta en concreto. Preparar un brownie de forma muy fácil, jugoso y sin nada de harina de trigo es más que posible.

Toma nota, necesitarás: 160 gr de mantequilla, 120gr de chocolate negro, 3 huevos, 180 gr de azúcar (variables), 180 gr de harina de garbanzo, una pizca de sal, una cucharadita de extracto de vainilla y 4 cucharadas de cacao en polvo. En primer lugar, junta el chocolate con la mantequilla y derrítelos en el microondas (poco a poco) o al baño maría. Cuando esté derretido, mézclalo bien y resérvalo a un lado hasta que temple. Por otro lado, mezcla en un bol los huevos con el azúcar hasta que queden bien integrados. Cuando lo tengas, añade la mezcla de chocolate y mantequilla y mezcla. Seguidamente, añade la harina de garbanzo junto con el cacao en polvo, la pizca de sal y el extracto de vainilla.

Una vez tengas todos los ingredientes mezclados homogéneamente con una espátula, vierte la masa en un molde previamente engrasado con mantequilla. Antes de meter el molde en el horno asegúrate de que está pre-calentado a 180º. Si lo está, introduce tu brownie y deja que se vaya haciendo durante unos 30 minutos. Cuando ya esté listo, deja que enfríe antes de desmoldar y servir. Te aseguro que este brownie con harina de garbanzo no te dejará indiferente.

Falafel

Normalmente se suele preparar el falafel con garbanzos cocidos, pero con harina de garbanzo podrás preparar un falafel mucho más rápido, sencillo e igual de delicioso. Para poder preparar falafel de forma express necesitarás: 240 gr de harina de garbanzo, perejil fresco, una cucharadita de sal, de comino, cebolla en polvo, ajo en polvo, zumo de limón, 80 ml de agua tibia.

Prepararlo es tan sencillo como coger un bol y mezclar todos los ingredientes que te acabo de nombrar. En primer lugar, mezcla los ingredientes secos y seguidamente añade los líquidos. Ve añadiendo poco a poco el agua hasta conseguir una mezcla que puedas manipular y con la que hacer "bolas". Te recomiendo que dejes reposar la masa unos minutos (5-10). Cuando lo tengas, calienta unas 3 cucharadas de aceite en una sartén. Cuando haya alcanzado la temperatura, ve añadiendo las bolas de falafel. Cocina estas bolas durante unos 5 minutos y retira en un plato con papel de cocina para absorber el exceso de aceite.

¿Existe algo más sencillo que esta receta? Yo creo que no.

Adquiere tu harina de garbanzo en nuestra tienda online en este Enlace

 

Fuente: blog.pepebar.com

Deja un comentario