4 formas prácticas de tostar nueces

Muchas recetas para hornear requieren nueces. Pero los realmente inteligentes requieren nueces tostadas. Decir que el dorado resalta el sabor de las nueces es un eufemismo decidido: un poco de calor aplicado durante una pequeña cantidad de tiempo "florece" las nueces crudas, liberando sus aceites volátiles aromáticos y "caramelizando" su superficie. ¿El resultado? Frutos secos que empiezan con "Sí, vale" y terminan con "¡Vaya, estos saben muy bien!"

Así que cuando ves una receta que requiere "1 taza de nueces cortadas en cubitos, tostadas", ¿en qué piensas? ¿Calentar el horno? ¿Sacar la sartén?

El método elegido para tostar nueces puede depender de equilibrar cuánto tiempo tengas, cuanta atención deseas gastar y las herramientas disponibles para ti.

Sea cual sea el método que elijas, querrás transferir las nueces calientes a un recipiente a temperatura ambiente una vez que estén tostadas para evitar que se doren aún más. Ah, e incluso si tu receta no requiere tostar las nueces antes de usarlas, si son un ingrediente interior (en lugar de una cobertura externa), adelante y tuéstalas. Te alegrarás de haberlo hecho.

Echa un vistazo a las siguientes cuatro opciones de tostar nueces para decidir qué funciona mejor para ti. He elegido nueces para todas mis pruebas aquí, pero ten en cuenta que cuanto mayor sea el contenido de aceite de los frutos secos, más rápido brindarán; los piñones y las nueces de macadamia son especialmente propensos a un dorado rápido.

 ¿Usando la estufa? Una sartén de hierro fundido u otra sartén pesada es una excelente opción para tostar nueces. Las sartenes más delgadas pueden calentarse de manera desigual, lo que hace más difícil controlar la rapidez con la que las nueces se doran.

1) Rápido y furioso: sartén

Nivel de atención: alto.

Tiempo aproximado: de 2 a 7 minutos, dependiendo del calor.

Ventajas: Puedes ver las nueces tostadas en tiempo real y sacarlas del calor cuando son del tono marrón exacto que te gusta; sin tener que abrir el horno o el microondas para comprobar el progreso.

Contras: Es muy difícil hacer que las nueces se doren uniformemente, a pesar de la agitación constante. Y si tu atención vaga incluso unos segundos al final, las nueces pueden pasar de perfectas a quemadas.

Cómo hacerlo: Calienta una sartén pesada a fuego medio; no engrases la sartén. Cuando esté caliente, vierta las nueces y extiéndalas en una sola capa. Cocina, revolviendo constantemente, hasta que las nueces estén tan marrones como quieras y huelan "tostadas".

Consejo: Cuanto más caliente esté su sartén, más rápido se cocinarán las nueces y más probabilidades habrá de que se doren de manera desigual y muestren manchas quemadas. Cocinar a fuego más bajo en lugar de a fuego más alto y revolviendo constantemente es tu mejor opción para tostar incluso.

2) Probado y verdadero: Horno

Nivel de atención: moderado.

Tiempo aproximado (dependiendo del grado de dorado): de 10 a 15 minutos a 160 °C.

Ventajas: Puedes tostar tres bandejas de media plancha de nueces a la vez si quieres; tu horno es perfecto para grandes cantidades. También es un método más lento y suave de tostado (léase: más fácil de controlar) que freír en sartén.

Desventajas: Incluso si solo estás tostando una pequeña cantidad de nueces, prepárate para quedarte de brazos cruzados y revuelvas para redistribuirlas a través de la sartén, tal vez más de una vez. Las tuercas en los bordes exteriores se dorarán más rápidamente que las del centro, por lo que incluso el tostado requiere atención. Además, dado que las nueces están dentro del horno y no a la vista, es más difícil vigilarlas de cerca.

Cómo hacerlo: Extienda las nueces en una sola capa en una bandeja para hornear forrada de pergamino (o en una bandeja para hornear más pequeña). Hornear en el centro de un horno precalentado a 160 °C, revolviendo para redistribuir las nueces cada 5 minutos más o menos. Mantén los ojos bien abiertos y la nariz alerta: las nueces en el horno pueden pasar rápidamente de perfecto a quemarse. Cuando empiezas a oler las nueces, probablemente hayan terminado.

Consejo: El uso de pergamino no solo mantiene la bandeja limpia, sino que es una forma práctica de mover las nueces una vez que están listas. Simplemente coge el pergamino y las nueces, dobla suavemente un extremo en un caño y vierte las nueces en tu tazón de mezcla o en un recipiente de almacenamiento.

3) Complicado la primera vez, fácil a partir de entonces: microondas

Nivel de atención: alto la primera vez; bajo una vez que tienes el proceso clavado.

Tiempo aproximado (dependiendo del grado de dorado y el ajuste de potencia): de 5 a 12 minutos

Ventajas: No es necesario calentar todo el horno solo para tostar un puñado de nueces. Y una vez que clavas el mejor proceso de tu propio microondas para tostar nueces (ajuste de potencia y tiempo), puedes replicarlo fácilmente una y otra vez.

Contras: Las nueces pueden tostar de manera bastante desigual si no las observas cuidadosamente y revuelve para redistribuirlas a través del plato o la sartén cuando sea necesario.

Cómo hacerlo: Extiende las nueces en una capa uniforme sobre una placa plana apta para microondas. Usando el ajuste de potencia de su elección (yo uso toda la potencia), caliente en incrementos de 1 minuto, revolviendo en el medio. Cuando las nueces empiecen a dorarse, calienta en incrementos de 30 segundos. Cuando haya terminado, anote y guarde exactamente cuánto tiempo se tardó en tostar las nueces a la perfección en la configuración de energía elegida.

Consejo: La primera vez que tuestes nueces en el microondas, debes quedarte de brazos cruzados y revisarlas cada minuto, lo cual es una molestia. Pero una vez que determinas que tu microondas tarda 10 minutos en tostar nueces a alta potencia, ya está todo listo. En el futuro, no hay necesidad de revisar las nueces cada minuto; simplemente divida ese tiempo de tostado de 10 minutos en dos ráfagas de 5 minutos con un rápido movimiento intermedio.

4) Rápido, fiable y sin manos libres: freidora de aire

Nivel de atención: bajo.

Tiempo aproximado (dependiendo del grado de dorado): de 3 a 7 minutos.

Ventajas: ¡Velocidad y facilidad! Sin prestar atención en absoluto, puedes tostar una taza de nueces en unos 5 minutos.

Contras: La capacidad está limitada por el tamaño de su máquina.

Cómo hacerlo: Si las piezas son lo suficientemente pequeñas como para caer a través de los agujeros de la bandeja o cesta de la freidora de aire, forra el recipiente con pergamino. Extiende las piezas en una sola capa, no amontonadas en un montículo ni distribuidas de manera desigual por la superficie de la cesta o la bandeja.

Si tu freidora de aire no incluye una receta para tostar nueces, experimente primero con una pequeña cantidad; aproximadamente 1/4 de taza debería hacerlo. Elige una temperatura baja (p. ej. 160 °C), y poco tiempo, por ejemplo, 3 minutos. Añade u omite el ciclo de precalentamiento que elijas. Pulsa el botón de inicio y después de 3 minutos evalúa si necesitas añadir más tiempo. Recuerda, anota tu tiempo total al final (y si utilizaste o no el ciclo de precalentamiento) para evitar una experimentación innecesaria en el futuro.

Consejo: A pesar de lo que hayas oído o leído en línea, las nueces no necesitan rociarse con aceite antes de tostarlas; naturalmente contienen suficiente aceite para dorar bien por sí solas.

Tostar nueces: no hay mejor manera

Al igual que con la mayoría de las cosas para hornear, hay muchos caminos hacia el mismo destino: en este caso, nueces bien tostadas. Es tentador pensar: "Sí, pero ¿cuál es lo mejor?" En última instancia, la mejor manera de tostar nueces es la forma que más te guste.

Prueba tantos de estos métodos como quieras; pronto verás que uno o dos satisfacen tus necesidades mejor que los demás. Personalmente, prefiero tostar nueces en mi freidora de aire: es rápido, fiable y no calienta la cocina. Para cantidades más grandes, voy con mi horno o máquina de pan. Pero de nuevo: depende totalmente de ti.

Deja un comentario